#LaBecaDeMiVida Ep.10 – Cómo es Estudiar y Trabajar en Australia

Cada vez me gusta más editar los vídeos y compartirlos con vosotros 🙂

Una parte de mi revive de nuevo la experiencia cada vez que miro las imágenes.
Sin embargo la otra lo echa de menos y quiere más.

En este episodio (¡¡¡Ya llevo 10!!!) os cuento cómo era mi día a día mientras estudiaba inglés en Australia y trabajaba de prácticas con AUssieYouTOO. Ya veréis que ‘trabajar y estudiar’ puede ser más divertido de lo que creéis. 😉

Espero que este capítulo os guste y os ayude a decidir…
Ir Estudiar inglés en Australia es una de las mejores coses que he hecho en la vida.
🙂
Si aún estáis pensando si ir o no… ¡MAL!

Por cierto…tengo novedades. El 20 de Agosto… vuelo hacia Australia de nuevo para quedarme 3 meses… ¡Yahoooooo!

Anuncios

Trabajar en Australia y en AUssieYouTOO

Trabajar en Australia tiene sus ventajas y desventajas. Sobretodo si es nuestro primer trabajo en el extranjero y no hablamos perfectamente el inglés. Las ventajas de trabajar en Australia, en mi opinión, son:

  • Recuperas dinero invertido en el viaje.
  • Aprendes inglés y te relacionas con locales.
  • Aprendes nuevas habilidades.
  • Alargas y revalorizas tu currículum.
  • El sueldo puede ser muy bueno si consigues un trabajo cualificado.
  • En verano, hay trabajo para todos.
  • A través de estos trabajos te surgen oportunidades de futuro.
  • La experiencia que te aporta a nivel de profesionalidad y aptitudes personales supera todas las desventajas que puedas encontrar.

IMG_5675 Las desventajas:

  • Trabajas mientras miras por la ventana, ves el buen tiempo y te mueres de ganas de ir a surfear!
  • El sueldo puede ser bajo al principio.
  • Es posible que tengas que hacer unas horas de prácticas para que vean cómo trabajas.
  • El TFN (Tax File Number), las cotizaciones, abrir una cuenta…a veces es confuso porque no entiendes para qué sirve cada cosa.
  • En invierno si estás en un pueblo pequeño es más difícil encontrar trabajo.
  • Los trabajos más comunes son: limpiar habitaciones de hoteles o casas particulares, camarero, lavaplatos, canguro…

oficina australia aussieyoutoo En mi caso, estoy trabajando de “becaria” para AUssieYouTOO. No tengo que hablar en inglés aunque sí que lo necesito algunas veces. El resto de ventajas mencionadas arriba SÍ que me las llevo conmigo. Los tres meses de #LaBecaDeMiVida se acaban y Marta Caparrós, la CEO del grupo, me da la oportunidad de seguir con ellos. ¿Contenta? ¡Contentísima! 🙂 AUssieYouTOO tiene todo lo que una puede soñar sobre un lugar de trabajo:

  • Los compañeros. Buen rollo, todos comparten, se ayudan, escuchan y opinan.
  • Marta Caparrós. Una más del equipo y trabaja día a día con todos, aunque ella te dice que no está en tOOdo, sí lo está. Es una máquina y un punto de referencia para mi.trabajar extranjero
  • Aprender. Todos los días aprendes cosas nuevas o mejoras las que ya sabes. No hay nada mejor que trabajar con personas dispuestas a enseñarte, a confiar en ti y a querer que tengas tus propias responsabilidades.
  • Aspiraciones. Una de las preguntas que me han hecho constantemente es ¿Qué es lo que más te gustaría hacer? Decirlo y que se cumpla dice mucho del ambiente que te rodea. Los hechos demuestran que trabajar de lo que me gusta es posible.trabajar en aussieyoutoo
  • Horario flexible. Tu escoges el horario y el lugar, desde Australia, desde España o desde Colombia. Siempre y cuando tengas Skype, seas disciplinado y cumplas los objetivos. El único requisito es asistir a las reuniones semanales, quincenales o anuales.
  • Transparencia. Todo el equipo sabe la situación en la que estamos, no se esconde nada y en los malos momentos todos vamos de la mano.team aussieyoutooo
  • Situaciones de emergencia o crisis. Ya he vivido un par y alucino con lo que llegan a implicarse todos para reconvertir la crisis en una situación favorable o estable.

Seguro que me dejo algo…Yo seguiré dándolo tOOdo para que esto no se acabe. ¡Gracias AUssieYouTOO!

No puedo pedir más ¿o sí?

Llevo un mes en Byron Bay y sí, podría pedir que estuvieran aquí aquellas personas que más quiero! 🙂 Pero de momento, esto sólo acaba de empezar:

LA FURGONETA. Por muy raro que os parezca, uno de mis sueños es vivir unos meses en una furgoneta. Nunca he tenido mi propio coche pero HOY me he estrenado: he comprado mi primer coche en Australia. ¿Empezamos bien no? ¡Os presento a “Mister Nice“! 🙂
Dedicaré un post entero a hablar de cómo la encontré, papeles, cambio de nombre, seguro…buf!

DSC02323

EL TRABAJO Y EL TENNIS. Cómo ya sabéis vine aquí para trabajar en AUssieYouTOO.com: es genial y me encanta!

Me hacía ilusión ganar unos $$$ extra cómo profesora de tenis particular y aprender enseñar en inglés a los niños. ¡Lo he conseguido!  Una clase a la semana con Oscar (8 ños) y Findley (10 años).

new coach

¿Cómo? Todo el mundo sabe que he jugado más de 15 años a tenis y he competido así que…¿A quién creéis que han ido a buscar cuando alguien busca una tenista? ¡A mí! La clave: no sólo digas que buscas trabajo…dí a todos que es lo mejor que sabes hacer.
Por cierto,  trabajo de coach en la mejor pista del mundo…a 5′ de mi casa y, además, puedo ir cuando quiera y con quién quiera. ¡Esto sólo pasa en Australia!

tennis court2

EL PERRO. ¿Otro típico no? Mamá, quiero un perro…¡No! – Mamá, quiero un perro…¡No! –  Mamá, quiero un perro…¡No!
Ahora vivo con 3 aussies. 1 canadiense y 2 perros. ¡Toma ya!

Sí, eso puede pasar en cualquier sitio, pero en Australia los perros se comparten 😉 ¿Que significa? Si quieres llevarte el perro a cualquier sitio lo dejas escrito en la pizarra de la cocina y te vas con el perro.

A seguir soñando…durante 6 meses más!

6 nervios que nos ponen y yo me pongo el filtro

Hoy me queda un mes para coger el avión destino Australia. Sólo un mes, ¡UN MES! Pensar en Australia, oír “Australia” o ver escrito “Australia” ya me provoca una contracción del estómago y un cosquilleo que recorre mi barriga de abajo arriba: los nervios ¡Bienvenidos sean!

Mis nervios = Se avecina una aventura 

Los nervios que origina uno mismo son bienvenidos, pero…. ¡OJO! solemos acumular nervios de más porque sumamos los propios a los nervios provocados por situaciones, personas y actitudes que nos rodean.

Ahí van los 6 ejemplos que me ponen de los nervios ¿Los reconocéis?

1. Tengo escrita en la frente la palabra “Australia”. ¿Os suena cuando alguien habla del clima porqué no sabe que decir? Cuando saben que vas a ir a Australia parece que lo lleves escrito en la frente y los comentarios del clima desaparecen por los de Australia. Todo se convierte en Australia.

Los hackers del trabajo

Los hackers del trabajo tuneando mi perfil… para que piense en Australia ALL DAY (en Patatabrava.com)

2. The end of the world para mis abuelas. Durante los 24 años de mi existencia y según mi lugar de residencia (lo más lejos a sido Valencia) he visitado a mis abuelas anualmente, mensualmente e incluso semanalmente. Desde que saben que me voy 7 meses, se han vuelto dramáticas:

  • Margarita, la madre de mi padre, no para de soltarme frases cómo ¿Estas segura de irte? ¡Está muy lejos eh! ¡Uiiii, siete meses! ¿Conoces a alguien allí?
  • Pepita, la madre de mi madre, cada vez que me ve me pregunta: ¿Nos volveremos a ver? Ui…Maria, ya no nos veremos más…

3. El día a día de mis compañeros de trabajo: me amenazan con cuentas atrás de los días que quedan, se pelean por quién se quedará mi material cuando me vaya y te recuerden tu nivel de inglés con vídeos tan graciosos cómo este: “THE ITALIAN MAN WHO WHEN TO MALTA”. Os lo recomiendo:

4. “Te vas y me dejas” es la descripción de la cara de mi madre cada vez me mira. Y aunque no vivimos juntas desde hace 8 años, le parece que Australia está “demasiado lejos”.

5. “Antes de que te vayas…” es la frase que más veces he escuchado durante estas últimas semanas y la estoy empezando a odiar un poco…¿Después de que me vaya no habrá nada? ¿¡Es que se acaba el mundo o qué?!

6. Siete meses sin. A mi pareja, Josep, le voy contando las novedades sobre mi viaje. Cuando lo hago, él opina positivamente y los dos nos cruzamos la mirada en plan “siete meses sin…uf….” pero no decimos nada más. Creo que nos dará un ataque de nervios el día antes de que me vaya. Creo no…seguro.

Pero, yo ya tengo el FILTRO puesto, oigo de todo pero sólo escucho a los sabios:

  •  “Si no vas tu…¡voy yo!”
  • “Yo también lo haría”
  • “Una oportunidad así no la puedes dejar escapar”

Conclusión: Ponte el FILTRO y escucha sólo a tus nervios y a los sabios.

Si hubiera sabido el resultado…

Si supiéramos el resultado antes de hacer una cosa, antes de arriesgarnos, creo que nuestra vida sería muy aburrida.

Esta semana hemos lanzado el primer episodio de IMBERBE una webserie que pretende mostrar las alocadas vivencias de los estudiantes antes y durante la universidad. La webserie, la ha producido Patatabrava.com con la ayuda ¡Y mucha ayuda! de Arsomnia Productions.

Cuando tuvimos la idea, no sabíamos cuál sería el resultado. Cuando se nos ocurre una idea, siempre le damos mil vueltas para saber si es BUENA o MALA. Después de darle vueltas puede que la descartemos o sigamos con ella, pero nunca sabemos NADA hasta que la llevamos a cabo y vemos el resultado.

Si Adrià, Victor o yo misma, hubiéramos sabido el resultado, posiblemente, lo habríamos hecho todo diferente: la historia, producción, timing, el guión, los actores…

Pero sinceramente, tengo lo sensación que esto es solo el principio.

Hemos conseguido más de 28.000 visitas en dos días cuando el objetivo son 100.000 visualizaciones hasta setiembre. ¡Uau! Llegaremos.

Hemos pasado de 30 subscripciones en Youtube a 1.700 subscripciones en dos días. ¡Flipa! Nos aseguran que el siguiente episodio que saldrá en setiembre, tenga más repercusión.

También nos han tratado bien en la prensa, donde añaden más información de la webserie “dirigida por Pol Más de Xaxàs, Anna Martí y Marta Hernández. Entre los protagonistas […] están jóvenes promesas del mundo de la interpretación como Quim Àvila, Elisabet Casanovas, Francesc Cuéllar y Eloi Gómez”

¡Muchas felicidades y muchas gracias a todos lo que habéis participado en esto!

Me voy a pensar ideas y a seguir rodando planos para mi webserie de #LaBecaDeMiVida. ^^

captura

 

10 miedos que ya no tengo

Esta semana he pasado un par de días en Madrid, de reunión en reunión, por temas de trabajo. Antes de llegar a la Madrid, tenía una sensación un poco extraña, no sabría describirla, era cómo si no pudiera prever nada de lo que iba a pasar y eso me provocaba una emoción un poco desagradable. Al mismo tiempo, estaba motivada, ilusionada, hiperactiva, contenta…

El primer día en la ciudad, conocí y comí con Jeannette y Víctor, una pareja de madrileños que me escribieron en el blog la semana pasada. Mientras comíamos, me explicaban porqué habían tomado la decisión de ir a vivir Australia y como están viviendo los preparativos. La sensación que tenía la pareja, coincidía con que estaba viviendo yo. Fueron ellos los que me abrieron los ojos: ¡Ya sabía que era esa sensación que sentía! ¡Estaba viviendo una mini-aventura!

Al ver la coincidencia, pensé en mi viaje a Australia y mi sensación era la misma: motivación y ilusión pero, a la vez, esa sensación un poco desagradable. Esa sensación se llama MIEDO a las aventuras:

  1. ¿Y si no les caigo bien? Cuando alguien es desconocido le tenemos miedo.
  2. Dicen que estoy loca. Nos importa lo que digan y piensen los demás de nuestras acciones.
  3. No se si lo voy a conseguir. No queremos a fallar en nada y a nadie.
  4. ¿Cuando vuelva estarás? El futuro nos obsesiona, queremos saber quién seremos y qué tendremos y eso, es complicado.
  5. No quiero comer hormigas. Nadie quiere lo que no le gusta y no sabemos si “allí” encontraremos algo que no nos guste.
  6. Allí conducen por la izquierda. Tenemos miedo a lo diferente.
  7. ¡Oh! ¡Ah! ¡Mierda! Yo y todos tenemos miedo a las sorpresas.
  8. ¿Un euro cuantos dólares australianos son? No deja de ser un miedo al cambio.
  9. A relaxing cup of café con leche in la Plaza Mayor. Miedo a pasar vergüenza. Yo tampoco sé inglés.
  10. Todo el mundo sabe surfear ¿Y yo?. Las personas tenemos miedo a las nuevas sensaciones y experiencias.

Cuando pisé mi ciudad, Barcelona, todos los miedos que tenía se desvanecieron. Creía que ya había pasado “TODO” pero entonces, cuando ya no estaba preparada, pasó lo peor: NO podía volver a casa porqué me había robado el casco de la moto.¿De que vale tener miedo cuando hacemos cosas nuevas, si las peores cosas nos pueden pasar en cualquier lugar conocido y en el momento menos esperado?

Yo, ya no tengo miedo. Y tú tampoco deberías tenerlo:  se valiente, cree en ti y ten claro lo que quieres. ¡Sueña con lo que quieres y ve a por ello!

Este vídeo lo cuenta de maravilla:

 

 

 

Hice 10 cosas para ganar dos becas en menos de un año

1. Can’t stop. Soy muy activa, no paro, no puedo parar y no quiero parar…no soporto el aburrimiento o el “no estar haciendo nada”…y cuando me siento obligada a parar, irradio odio.

El 10 Agosto de 2013, me lesioné el tobillo y pasé dos semanas del trabajo a casa y de casa al trabajo.  Los dos primeros días los pasé en Facebook cotilleando a ver qué hacían mis amigos, conocidos y todos aquellos agregados en algún momento de iluminación. Pasé dos días rabiando con las fotografías que colgaban mis amigos – y no tan amigos – de sus vacaciones.

Y no recuerdo cómo, apareció de alguna parte ESERP y su concurso para ganar una beca para estudiar un Máster en su escuela. Yo aún no había ahorrado suficiente dinero para el máster que quería hacer. ¿Valía la pena presentarse al concurso? Pues sí, sobretodo porque iba a aprovechar mi tiempo y, con ello, a matar mi odio hacia el mundo.

(Durante las próximas dos semanas sería mi pareja la que me odiaría a mi por no hacerle ni caso y estar sumergida en haciendo el vídeo para el concurso…)

El resultado: estaba satisfecha con mi trabajo y me sentía feliz. Salió esto:

¡Y gané la beca!

Un viernes de octubre en ESERP Barcelona vino Marta Caparrós. Cómo expliqué en mi primer post, a parte de presentarnos su proyecto, nos dejó un papel con un briefing para presentarle un proyecto e ir a Australia a trabajar con AUssieYouTOO.com y estudiar inglés en Byron Bay Language School. El resto ya lo sabéis.

¿Eso es suerte? NO. Me he dado cuenta que hay más elementos y acciones que se repiten en ambas becas y que me hicieron ganarlas.

2. No sólo sexo, los detalles importan. Pequeñas cosas que se dicen o se muestran y que en su conjunto son tan importantes como es resto de elementos clave.

3. Entrar por los ojos. Los colores que combinen, letras iguales o compatibles, todo bien alineado… Todo debe quedar meticulosamente perfecto. Me paso muchas horas maquetando mis proyectos. Como dice mi padre: actualmente todo nos entra por los ojos. Para hacerlo un mejor, me fijo en la imagen de la empresa y presento algo que les encaja.

4. Pensar mucho y plasmar lo mejor. No me limito a lo fácil, mis proyectos suelen tener dos partes: la parte bàsica o standard, aquello que es necesario que esté y la parte creativa y más arriesgada: nuevas ideas. Para mi, la primera es importante para que el jurado me valore y la segunda es importantísima porque es lo que va a hacer que me escojan.

5. El camaleón. Tengo claro quién soy y qué quiero transmitir. No puedo cambiar quién soy, pero sí que puedo elegir que parte de mi me gusta transmitir y mostrar en cada momento: aquella que encaja en la situación y además me hace ser diferente al resto. Recomiendo ver a Amy Cuddy en Your body language shapes who you are.

6.  Jugar a espiar en la sombra. Antes de empezar el proyecto me gusta conocer a la organización y personas que van a elegirme: como son, cómo actúan, cuál es su objetivo, qué quieren ver, qué quieren oír. Ellos aun no te conocen pero tu sí.

7. Estar allí pero SIN hacer la pelota. Cuando ya les conozco, aparezco… ¡Estoy aquí!. Intento que la empresa me conozca personalmente para que cuando lean mi proyecto sepan quién soy. Pido el feedback y les demuestro que tengo interés participando en todo aquello que proponen. Vigilo no pasarme para que no piensen que los estoy acosando.

8. Tirar de musas, mentores y profesores. Los utilizo para que me abran los ojos y me ayuden a ver las cosas desde otro punto de vista. La opinión de los demás es muy importante, ellos ven errores que yo no veo.

9. Probar con tontos. El proyecto debe entenderlo todo el mundo, por eso busco a alguien que me indica las partes más flojas de mi proyecto.. Las corrijo o añado un “es decir”, “por ejemplo”…

10. Ser feliz, optimista y positiva. ¡Arriba los felicianos!